martes, 19 de septiembre de 2017

SWEET APPLE (2017) Sing The Night In Sorrow

  

Parece imposible, o al menos increíble, pero J. Mascis lo ha vuelto a hacer. Mascis es el tipo al frente de Dinosaur Jr. (una de las pocas leyendas vivas que quedan del rock alternativo de los 90), pero además de eso (y de entregar uno de los discos más redondos de su carrera junto a los Dinosaur el pasado año), lo podemos encontrar miltando en bandas tan dispares como Witch (banda de stoner en la que toca la batería igual que hiciera con aquellos desaparecidos y referenciales Deep Wound), J. Mascis + The Fog (uno más de sus proyectos paralelos), sus discos en solitario (dos hasta la fecha) firmados como J. Mascis y estos Sweet Apple. Banda en la que nos encontramos con su amigo Dave Sweetapple (quien también comparte tareas junto a Mascis en la banda Witch), John Petrovick y Tim Parnin (ambos antes en Cobra Verde), yq ue ha conseguido cerrar una de las trilogías power-pop más perfectas y disfrutables de la última década siendo éste Sing The Night In Sorrow su última y tercera entrega hasta la fecha.

 

Dejando totalmente de lado sus filias más extremas expuestas con sus Witch, olvidando por completo ese sello inconfundible que tienen las canciones de los Dinosaur y obviando también las delicadezas acústicas de su proyecto en solitario, Mascis, Petrovick, Parnin y Sweetapple vuelven a la carga con su disco más crudo, enérgico y garajero hasta la fecha poniendo como referencia el rock setentero (actualizando el sonido y refrescando la fórmula al máximo) para pasarlo por su propio filtro (añadiéndole una buena cantidad de crujientes guitarras) al que se le hace imposible no soltar algunas de las melodías más irresistibles del año.

 

Como sorpresas jugosas tenemos nada menos que al señor Lanegan en el segundo corte titulado World I'm Gonna Leave You (un tema grasiento y orgánico al más puro estilo de Lanegan), a Robert Pollard de los Guided By Voices en dos cortes más entre los que tenemos la preciosa Everybody's Leaving con la que cierran el álbum, y también a Rachel Haden quien colabora en tres de los 10 cortes que componen el álbum siendo A Girl With A Gun la cúspide intocable de las colaboraciones. Una retalía de colaboradores sumamente amplia y disfrutable que aportan ciertas trazas de innovaciónen al sonido de los Sweet Apple de la misma manera que consiguen refrescar el propio sonido que envuelve al disco más oscuro (la temática lírica se entronca con la soledad y las depresiones humanas) y contundete del combo de Cleveland.

 

viernes, 15 de septiembre de 2017

MIGOS (2017) Culture


Que el trap lleva años sonando en las listas de éxitos americanas es algo más que evidente, un estilo que nace claramente en el sur  y máximo heredero del crunk explotado en la década pasada por gente como Bone Thugs N' Harmony y Three 6 Mafia, pulido hasta la saciedad por maestros como Outkast y elevado hasta el infinito y más allá por artistas actuales como el estrafalario Lil' John y que a día de hoy solistas de la talla de Gucci Mane, Future, Young Thug, Fetty Wap y Lil Uzi Vert o combos como Rae Sremmurd  o los propios Migos han conseguido evolucionar y exponer de manera brutal tanto en los medios como entre los fans hasta el punto de llegar a comerse a la algo , estancada escena rap de nuestros días (con el permiso de Kendrick Lamar y Vince Staples por supuesto) sustituyendo el hardcore más burrote y el rollo bling-bling por las delicias marrulleras del trap más destacable y refrescante.

 

Con colaboradores como Travis Scott (una de sus influencias más claras), 2 Chainz, Gucci Mane o Lil' Uzi Vert y un total de 13 cortes, Culture, el segundo largo oficial de Migos dejando a un lado la incontable traca de colaboraciones y mix-tapes que han puesto en circulación de un tiempo a esta parte, es una de las obras maestras del trap actual sin opción a discusión. Compueso por Quavo, Offset y Takeoff el status actual de la banda dentro de los States los ha convertido, y dentro de un estilo que sigue creciendo como la espuma, en uno de los representantes del trap con mayor proyección, valor y potencial comercializando una imagen y un estilo altamente remunerado y con unos resultados sumamente lucrativos. 

 

Si hacemos un recorrido rápido por el disco, nos encotramos con 3 hits inicales incontestables. TShirt, Bad & Boujee y Slippery están plagados de acrobacias vocales, beats al más puro estilo south y unas letras que remarcan a conciencia la cultura de calle (sin olvidarse de la pasta, los coches, las groupies y el alcohol haciendo apología de todo ello de la manera más irreverente), el secreto de Migos es el de conseguir traer la clase, el estilo y la calidad a una etiqueta musical que suele estar más asociada al macarrismo, el horterismo y el cutrerío (aunque lo del horterismo lo llevan a rajatabla) pudiendo competir con el gangsta rap de los 90 y el mainstream de los 2000 sin despeinarse.

Puntuación 10

miércoles, 6 de septiembre de 2017

DIZZEE RASCAL (2017) Raskit


Con un currículum que incluye 6 discos de estudio, más de 15 años de carrera, varios números uno en las listas de éxitos y otros tantos discos de platino, el inglés Dizzee Rascal puede presumir de ser uno de los más importantes y visibles impulsores de ese estilo que se vino a llamar grime a principios de la década pasada, haber sido uno de los componentes del colectivo Roll Deep Crew a los 16 años, debutado en solitario con tan sólo 17 años con un disco que se convirtió en un hito de su tiempo y sobrevivido a 6 puñaladas en una noche, ahí es nada. La verdad es que con esas credenciales y a sus 32 años, Rascal se ha convertido en un referente ineludible dentro de la cultura hip-hop inglesa.

 

Dejando de lado los experimentos más accesibles de sus dos últimos discos, en los que las colaboraciones vocales y las aportaciones externas a las producciones (entre las que se podían leer nombres como el de Tiesto, Robbie Williams, Will I Am o Calvin Harris) conviertieron al Tongue N´Cheek (2009) y al The Fifth (2013) en sus largos más vendidos y exitosos, Raskit vuelve al grime más auténtico sin olvidarse de darle cera al sonido actual desde su propio prisma tomando el control absoluto de las producciones del disco (con alguna que otra ayuda aquí y allá) resultando en un disco que posee toda la esencia de la electrónica cruda y seca del grime añanidiéndole todo el poso del trap actual para demostrar que Dizzee puede con eso y con más. Además no es casualidad que Dizzee haya escogido los mimos colores y una composición muy parecida a la de su debut para presentar su último disco.

 

Grabado íntegramente en Los Angeles, Raskit es una maravilla sonora que se despega de la melosidad de los coros pop de su anteriores entrega para abrazar, exprimir y actualizar sus raíces y dejarnos un disco que es capaz de competir, sin despeinarse, con su primera trilogía insuperable compuesta por el Boy In Da Corner (2003), Showtime (2004) y Math+English (2007) retornando a sus oscuridades, a sus velocidades, a sus tempos, y eso es lo mejor que le podía pasar a nuestro chico favorito de la esquina. SI bien es cierto que los expermientos de los que hablaba fueron muy bien recibidos por mi persona en su momento, Raskit es exactamente lo que qeuría de él en este momento y eso vuelve hablar una vez más de la certera visión artística y comercial que posee el mc de Londres. Un genio y ya, un maestro también.

Puntuación 9

lunes, 4 de septiembre de 2017

BENJAMIN BOOKER (2017) Witness



Enamorado de él hasta las trancas después de engancharlo dos veces en directo (una en sala y la otra en el festival) dentro del marco del Primavera Sound de hace un par de años, Benjamin Booker viene desde Nueva Orleans para deleitarnos (nuevamente) con su explosiva, delicada y deliciosa mezcla de soul, gospel y blues como nadie actualmente es capaz de hacer. Si bien es cierto que el sonido retro, ya sea en el pop, en el rock o incluso en el metal, está a la orden del día, la música se ha convertido en un compendio de ciclos estilísticos que suben y bajan segun la cantidad de bandas adscritas a ellos, pocos son capaces de resucitar y actualizar el sonido añejo del blues como Benjamin Booker (con el permiso de Jack White), un crooner afable, agradable, abrazable, pero también con ese punto amargo y contestatario indispensible para el estilo.

 

No voy a decir que Booker haya conseguido hacer un disco radicalmente diferente u opuesto a su debut, cosa que sería bastante incierta, pero hay que admitir que aún retomando su propio estilo, Witness suena absolutamente refrescante, novedoso, actual y disfrutable desde un punto de vista algo más cercano al estilo que practicaban sus referentes de la vieja escuela. Dejando atrás al actual Ben Harper (con el que guarda bastantes similitudes) y a la altura del betún a otros que vinieron después como Jack Johnson (esa copia malformada de Harper que nunca acabó de llegar a las cotas de su referente), Benjamin Booker es uno entre un millón y eso, a día de hoy, es lo más parecido al oro puro.

 

Ampliando su paleta estilística considerablemente e inspirado en esencia por un viaje a Méjico que hizo Booker después del boom de su primer disco, Witness está impregnado sobremanera por la visión política que Booker se formó de EEUU después de conocer el movimeinto Black Live Matters (surgido a través de las redes socilaes en 2013), haciendo especial hincapié en el tema del racismo. Witness es un enorme paso al frente y en firme de Booker además de uno de los mejores discos del año.

Puntuación 9
 

lunes, 14 de agosto de 2017

ENTRADA VACACIONAL CON UNA BUENA TRACA DE DISCOS

YOUNG THUG (2017) Beatiful Thugger Girls
 
En un momento en el que la escena rap se disipa y se diversifica con el trap y el pop como nuevas armas de batalla, el controvertido Young Thug da de pleno en la diana con un álbum que rezuma calidad, melodía y potencial a partes iguales y en el que el pop y el rnb se convierten en los aliados más sólidos y disfrutables de éste imponente Beautiful Thugger Girls. Si con sus anteriores mixtapes ya nos enamoró con su forma de cantar y sus indescifrables ritmos salidos del espacio exterior, con su debut largo en solitario ha conseguido refrescar sus propio estilo y completar el disco dejando algunos de las composiciones pop más preciosas y lujosas de la actualidad musical. Sin duda alguna estamos ante su obra más cantada (aquí prácticamente no hay rapeos) y el testigo más referencial de lo que Akon hacía hace una década atrás. Si lo tuyo es lo meloso, delicado y edulcorado en el rnb, éste es tu disco más esperado. Solamente con ver la portada (en la que porta su guitarra acústica) ya podemos hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar, pero en cuanto lleguéis a Me Or Us o For Y'all y escuchéis la magia de Young Thug a la acústica, os vais a quedar de piedra. Un disco altamente veraniego que hará las delicias de los consumidores de música más actual y diferente dentro del mainstream americano.
Puntuación 8

OBITUARY (2017) ST
Con nada menos que 30 años de historia a sus espaldas y siendo éste autotitulado largo el décimo disco de estudio del combo de death-metal más reconocible, fiable y consistente de Florida, los hermanos Tardy y compañía han conseguido facturar su mejor disco de la década actual, su anterior Inked In Blood me pareció lo más flojo que han sacado en toda su historia, y un claro contendiente que puede medirse, sin problemas, con los mejores discos de su época dorada. Sé que habrá muchos que me tachen de entusiasta, pero ya sea por la calidad de la producción, la experiencia que atesoran después de todos estos años o simplemente por el chute de velocidad y dinamismo que le han impreso al disco, creo firmemente en lo que digo. No hay tema flojo, todos al cuello, a la yugular, sin contemplaciones, por mucho que la fórmula esté más que explotada, la ejecución que consiguen craftear Obituary en su última obra supera con creces lo esperado y los reafirma como una de las bandas de death metal más consistentes del universo conocido.
Puntuación 9

SLOWDIVE (2017) ST
(click aquí para descargar)
22 años después de su último largo (Pygmalion, 1995) y tras una gira mundial de reunión que nos los trajo al Primavera Sound de hace un par de años (ese concierto fue tan espectacular como la vida misma), una de las cabezas más visibles del movimiento shoegaze noventero inglés vuelve al estudio (se lo han tomado con mucha calma pero lo han hecho con muy buena letra) para firmar un disco que, sin desmerecer su trilogía noventera, está a la altura (o incluso lo supera por momentos) de un legado tan intachable como referencial e inspirador. Estaremos de acuerdo en que el movimiento shoegaze ya no es ninguna novedad (aunque sigue siendo de minorias) y que (en parte gracias a ellos y a otros pocos) su progresión ha llegado a invadir estilos tan diametralmente opuestos como el black metal sentando unas bases actuales que toman prestada la belleza espacial del propio legado de Slowdive, de eso no hay duda. Eso hace que su nuevo álbum autotitulado no sea todo lo esperado, original y novedoso como lo habría sido a finales de la década de los noventa, pero eso no le resta ni un ápice de importancia, peso y calidad, algo a tener muy en cuenta. Tormentas sonoras en las que el poder de la mente, los viajes astrales y la densidad de las tinieblas te abrazan, te arrullan y te elevan hasta un infinito cielo plagados de estrellas con las que soñar y volar sin límites. Sensaciones como esas (marca de la casa en su caso) se han visto considerablemente ampliadas en su último disco dejándonos (sin posibilidad a discusión) el disco de shoegaze del año y una de las obras más importantes del género desde sus inicios.
Puntuación 9

ARCADE FIRE (2017) Everything Now
(click aquí para descargar)
Obviamente, el disco del verano no podía faltar aquí y ese no es otro que el último del combo canadiense Arcade Fire, una de las bandas más queridas y más odiadas del panorama indie actual. Arcade Fire es una de esas bandas que, siempre fieles a ellos mismos y a sus formas experimentales, ha conseguido subir hasta lo más alto de la escena llegando a codearse con el mainstream en sus últimos discos de manera más que solvente.  Con un adelanto en forma de single que sacaron para su concierto en el Primavera Sound de este año, Everyhitng Now es mi disco favorito de ellos desde aquel lejano Neon Bible. Tomando como referencia sus claras cadencias pop y revistiéndolo todo con unos aires dance que no podrán hacer que dejes de bailar, ese inicio al más puro estilo ABBA de Everything Now y ese hit indiscutible llamado Signs Of Life dejan muy claro que esto viene bien gordo, la banda ha sabido dinamizar coherentemente los estilos y ofrecer un disco en el que, sin necesidad de seguir una línea concreta en todos los temas, suena sumamente sólido y convincente. Con un marcado uptempo que nos indica sus ganas de pasarlo bien en la primera mitad del disco, Infinite Content (divida en dos partes claramente marcadas que definen a la perfección las dos vertientes del disco) marca el cambio de tempo, de estilo y de formas tomando un rumbo claramente más pausado y relajado a partir de ese tema dual tan bien colocado en la parte central de la obra. Un trabajo de producción que ha recaído en parte sobre ellos mismos, pero que también ha contado con grandes nombres como Geoff Murphy (Portishead), Thomas Bangalter (Daft Punk) y Steve Mackey (Pulp) como protagonistas indiscutibles del  particular sonido conseguido para éste Everything Now.
Puntuación 9

KESHA (2017) Rainbow
(click aquí para descargar)
Con una portada que ralla el feísmo y el erotismo a partes iguales y 5 años después de su obra anterior (Warrior,2012), la angelina Kesha vuelve a la palestra para entregar un disco que, según sus propias palabras, ha conseguido salvarle la vida. Compuesto durante el tiempo que pasó en una clínica de reahabilitación (una temporada que se alargó prácticamente 3 años con entradas y salidas), Rainbow es un disco que recoge todas las influencias de la americana (The Beatles, Iggy Pop, T-Rex, Rolling Stones, Beach Boys, James Brown), para construir una obra con un fuerte carácter emocional y personal y en la que (por difícil que parezca) confluyen todas esas influencias de manera magistral dotando al disco de una personalidad y una versatilidad absolutamente deliciosa. Y para que la cosa quede lo más granada posible, las aportaciones de los colaborades en temas como Let 'Em Talk y Boogie Feet, ambas con los Eagles Of Death Metal, Old Flames junto a su amada Dolly Parton y Woman con The Dap-Kings Horns. Navegando entre el mainstream bailable, el neo-country, el folk de raices y el pop chicletero, Rainbow es otro de los discos más disfrutables del verano.
Puntaución 8

QUEENS OF THE STONE AGE (2017) Villains
(click aquí para descargar)
Tomando un rumbo cada más hacia el rock clásico y añejo y optando por una producción que supone un punto de experimentación claramente bienvenido, ese sonido de batería y de guitarra me tienen absolutamente enamorado, los de Josh Homme vuelven al estudio 4 años después de aquel monumental ...Like Clockwork, bajo mi punto de vista su mejor disco después de su insuperable primera trilogía, Villains viene acompañado de una diábolica portada perpetrada (nuevamente) por el artista gráfico Boneface, quien ya colaboró con ellos en su anterior largo. Además pueden presumir de contar entre sus filas con el maestro John Theodore a las baquetas en sustitución de Joey Castillo. Es cierto que en el álbum anterior fue Dave Grohl quien grabó las partes de batería para la banda, pero la consecuente gira del mismo y el nuevo álbum lo ha grabado Theodore impartiendo una nueva clase magistral a los parches. Puede que estemos ante uno de los discos más accesibles de los Queens, al menos en cuanto a tempos y canciones más "ligeras", por decirlo de alguna manera, se refiere, pero, como ya he dicho al principio, ese carácter crudo, seco y directo de su producción (obra del genial Mark Ronson) hace que la obra tome unos derroteros mucho más complejos de lo que sus composiciones puedan parecer en un principio. Con todavía pocas vueltas sobre lo expuesto en su nuevo disco, he de decir que, a falta de otras tantas, Villains me parece otra mayúscula obra de rock atemporal firmada por uno de los combos más sólidos, insuperables y sinceros de la actualidad rock internacional.
(Un apunte: a mitad del disco más o menos se produce una bajada de volúmen considerable que se mantiene hasta el último tema, toca mucho las narices, pero subiendo el volúmen un par de puntos se soluciona considerablemente. Pasa con todos los archivos que me he decargado, fijo que es cosa de ellos)
Puntuación 8

SNOWGOONS (2017) Goon Bap
(click aquí para descargar)
Y si hay un disco de rap clásico que me tenga robado el corazón éste año (lo de Vince Staples o Kendrick Lamar no entrarían en esta categoría ni por asomo), ese no podía ser otro que el nuevo del colectivo teutón de productores llamado Snowgoons (disco que sacan, disco que lo clavan con todas las de la ley). Estos pavos llevan ya unos cuantos años recuperando leyendas intocables del rap americano y resucitándolas (o reconduciéndolas) por todo lo alto dándoles el más que justo y merecido espacio dentro del convulso momento que está sufriendo la escena de un tiempo a esta parte. Con una intro firmada nada menos que por el maestro DJ Premier, en la que los pasos del rap noventero están tan presentes como la aguja sobre los platos, a partir de aquí la cosa se convierte en una fiesta de proporciones mastodónticas con leyendas de la talla de Artifacts, Dilated Peoples, Sticky Fingaz, O.C., Sean Strange, Infamous Mobb y demás desaparecidos, de la misma manera que nos encontramos con nombres de la talla de Method Man, Ghostface Killah, Ill Bill, Sick Jacken, Epidemic, Killah Priest, Reef The Lost Cauze o Sicknature (aún quedan bastantes por nombrar), corformando un disco que, sinceramente, se queda como único contendiente del año capaz de conservar la esencia, la fuerza, la pegada y el estilazo del rap old school barriendo cualquier intento del resto de sonar tan real y callejero como lo hacen esta descomunal combinación de beats alemanes y voces americanas. No hay competición y van... ya he perdido la cuenta.
Puntuación 9

Obviamente podría seguir hasta la extenuación subiendo discos gordos para éste verano, pero como me quedan horas para empezar las vacaciones lo que voy a hacer es completar el post con una listica de discos extras sin comentario para que los que no hayáis tenido bastante con los 7 que os acabao de dejar, necesitéis alguno más para rellenar vuestro merecido tiempo de ocio vacacional:

Lana del Rey (2017) Lust For Life (pop somnoliento y ensoñador)

Sizzla (2017) I'm Yours (reggae, roots, dancehall, otro de esos discos perfectos para los días de playa firmado por uno de los reyes del estilo)

Alice Cooper (2017) Paranormal (el regreso del puto jefazo)

Manchester Orchestra (2017) A Black Mile To The Surface (otro de los regresoso más memorables de los últimos años, aunque no todos se hayan percatado).